Aunque una buena ducha fría después de hacer ejercicio o un suave baño caliente después de un largo día de trabajo son grandes experiencias por sí solas, hay varias cosas que puedes hacer para estimular tu olfato y darle así un toque extra al baño diario para lucir una piel limpia y suave, que además seduzca por su intenso aroma.

Antes

1

Antes

Para vivir una intensa experiencia olfativa no es necesario tomar un largo baño en una tina ya que en la ducha también puedes disfrutar del aroma de tu aceite esencial preferido. Vierte entre diez y doce gotas del aceite en un pedazo de algodón y ubícalo en una esquina del suelo de la ducha antes de abrir el agua caliente. En cuanto la temperatura y el vapor activen el aceite esencial te verás envuelta en una deliciosa experiencia olfativa, que puedes disfrutar acompañándola con aceites relajantes como lavanda, bergamota, sándalo y jazmín.


Durante

2

Durante

Envuelve tu cuerpo en el poder frutal de Palmolive® Naturals® Yoghurt y Frutas utilizando una pequeña cantidad en una esponja ligera y masajeando todo tu cuerpo de abajo hacia arriba con movimientos ondulantes para aromatizar suavemente tu piel al tiempo que la limpias y la purificas. Después de realizar un masaje en todo tu cuerpo y permitir que la fragancia se impregne en tu piel, realiza un suave enjuague con agua fría para tonificar todo tu cuerpo y cerrar los poros. Aplica una cantidad generosa de crema hidratante en tu piel mientras todavía se encuentra húmeda.


Después

3

Después

Las toallas parecen requerir menos mantenimiento del que realmente requieren ya que, después de múltiples lavadas utilizando detergente y otros productos para tela, estas sustancias dejan residuos en el tejido de las toallas, haciéndolas menos absorbentes y generando un olor desagradable. Para obtener toallas frescas con las que puedas mimarte después de cada baño, lávalas dos veces, una utilizando agua caliente y una taza de vinagre blanco, otra utilizando agua caliente y media taza de bicarbonato de sodio. Este enjuague retirará el exceso de detergente acumulado y renovará la textura, ante lo cual puedes aplicar unas gotas de tu aceite esencial preferido para que se active con el vapor del baño y tus toallas estén intensamente aromatizadas esperándote para envolverte en una deliciosa experiencia olfativa.


¿Qué haces durante tu rutina diaria para mantener tu piel aromatizada?