La aromaterapia es, como lo indica su nombre, el uso de ciertos aceites esenciales para causar ciertos efectos con sus fragancias a través de masajes o la simple difusión del aroma con un pebetero o vela. Encuentra aquí cómo puedes darle a tu cuerpo diferentes sensaciones y beneficios a través de los masajes con aceites esenciales.

Respira profundo

1

Relaja

El aceite esencial de lavanda es reconocido por sus propiedades desestresantes y calmantes, lo que lo hace perfecto para dejarte caer en su fragancia después de un largo día. Si es la primera vez que estás haciendo o recibiendo un masaje, opta por el estilo sueco: movimientos suaves y ondulantes a lo largo de los músculos de la espalda, brazos y piernas.


Revitaliza

2

Revitaliza

El olor intenso y ligero del limón ha sido usado desde siempre como un energizante por la sensación de energía y vitalidad que evoca. Utiliza aceite esencial de limón para realizar masajes en tus piernas y espalda que lleguen a un nivel más profundo del tejido con un ritmo más vigoroso, para llenarte de energía antes de una rutina de ejercicios o un día de trabajo.


Descongestiona

3

Descongestiona

Los aromas herbales y reconfortantes del eucalipto, el árbol de té y el alcanfor son conocidos por sus propiedades descongestionantes en casos de alergia o virus, cuando se frotan suavemente en movimientos circulares en el pecho, la profunda fragancia que emiten estos aceites esenciales combate la fiebre, el malestar y demás síntomas de un resfriado común.


Refresca

4

Refresca

En días en los que sientes que podrías estar derritiéndote, regula tu temperatura corporal recogiendo tu cabello y haciendo un suave masaje con las yemas de tus dedos en tu nuca y cuello utilizando aceite esencial de menta o yerbabuena.


Sana

5

Sana

Hay masajes aromatizados cuyo beneficio no es solo el envolvente efecto del olor del aceite esencial utilizado, porque hay ciertos aceites que tienen propiedades específicas como la mejorana, la lavanda y la limonaria que, frotados en articulaciones y músculos, tienen un efecto analgésico, o el nerolí y el sándalo, que son astringentes y combaten el acné y las alergias en la piel.