Muchas de nosotras vivimos en un estado de estrés debido al ritmo de vida actual, por eso es necesario tomarnos un respiro en el día y relajarnos un poco. Así podremos concentrarnos y hacer de nuestras labores diarias algo que realmente disfrutemos. Estos sencillos pasos te ayudarán a deshacerte de la ansiedad, recuperar el enfoque y la energía.

Crea un espacio laboral armonioso

1

Crea un espacio laboral armonioso

Destina unos minutos para limpiar tu lugar de trabajo; al llegar a un lugar limpio y ordenado tu mente se relajará y tendrás una mejor disposición para hacer las cosas.


Respira profundo y relájate

2

Respira profundo y relájate

Guarda un pequeño frasco de aceite de coco en tu escritorio y aplica un poco en tu cuello. Gracias a sus efectos relajantes, te ayudará a refrescarte física y mentalmente de forma natural.


Escucha música

3

Escucha música

Solo tú sabes la satisfacción que sientes al escuchar esa canción que tanto te gusta. Hacerlo no solo es divertido, también te relaja, eleva tu autoestima y favorece una actitud más positiva.


Refréscate

4

Refréscate

Lava tus manos, masajea y enjuaga tu rostro suavemente con Palmolive® Naturals® Hidratación radiante* esto te hará sentirte renovada y lista para comenzar tu día con energía.


Disfruta del aire libre

5

Disfruta del aire libre

Un simple paseo puede despejar tu mente, sal de ahí y aléjate del escritorio un tiempo. La combinación de aire fresco y ejercicio estimula el flujo sanguíneo al cerebro, lo que permite que ganes más enfoque y claridad mental.