Todo sobre los tratamientos dentales con láser

Jóven en revisión dental

Aunque no se llevan a cabo en todos los consultorios dentales, los tratamientos dentales con láser existen desde 1960, según un artículo publicado por la Revista Nacional de Cirugía Maxilofacial de los EUA (National Journal of Maxillofacial Surgery, NJOMS). Se trata de una tecnología que se ha hecho famosa en los consultorios y que se distingue de las herramientas odontológicas convencionales por su precisión, exactitud y porque promete tratamientos menos dolorosos para los pacientes.

¿Qué es la odontología láser?

La palabra láser es un acrónimo en inglés que quiere decir "amplificación de luz por emisión estimulada de radiación". Los instrumentos de láser emiten un rayo delgado de energía concentrada en forma de luz. La luz se calcula en longitudes de onda y cada longitud de onda genera una emisión térmica particular, gracias a lo cual los dentistas pueden predecir el efecto que tendrá en un tejido específico. Así, algunas longitudes de onda son más adecuadas para realizar ciertos tratamientos que otras. Existen ciertos láseres, por ejemplo, que se usan para las cirugías de tejidos blandos, mientras que otros son efectivos para tejidos más duros como el esmalte dental y los huesos, según la NJOMS.

Usos del láser en la odontología

La luz emitida por láser puede eliminar o cambiar la forma de un tejido, lo que lo convierte en una herramienta muy valiosa para los siguientes procedimientos:

  • Quitar tejido de una muela del juicio parcialmente expuesta.
  • Remodelar tejido gingival que haya crecido demasiado debido a la toma de ciertos medicamentos.
  • Extraer y remodelar tejido óseo y gingival durante los procedimientos de alargamiento de coronas dentales.
  • Quitar tejido gingival inflamado.
  • Quitar las uniones musculares que restringen el movimiento de la lengua o de los labios.
  • Acelerar los procedimientos de blanqueamiento dental realizados en un consultorio.
  • Reducir las molestias causadas por fuegos y úlceras labiales.
  • Retirar cantidades pequeñas de esmalte dental.
  • Preparar el esmalte dental para la colocación de adhesivos de resinas compuestas.
  • Reparar ciertos tipos de rellenos desgastados.

Ventajas de los tratamientos dentales con láser

Lo que más les gusta a los pacientes de los tratamientos con láser es que se pueden usar en lugar de los taladros y la anestesia, lo que disminuye las molestias, según la Guía del Consumidor de Odontología de los EUA. Los procedimientos con láser también permiten controlar mejor el sangrado, lo que hace que sea menos necesario la sutura. Como resultado, el daño a los tejidos circundantes es menor, por lo que los tiempos de curación son más cortos que con los tratamientos convencionales. Además, cuando se usan láseres hay menos bacterias en el lugar de la operación, ya que el rayo de luz esteriliza la zona y reduce las probabilidades de infección.

¿Es seguro usar láseres en tratamientos dentales?

Todos los láseres a la venta en los Estados Unidos necesitan la aprobación previa de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EUA, que se otorga de acuerdo a la información acerca de la efectividad y la seguridad de cada sistema de láser. No solo eso, los dentistas necesitan una capacitación adicional para cada dispositivo odontológico de láser que utilicen, y únicamente pueden usarlos para los tratamientos indicados en cada uno de los dispositivos. El fabricante puede impartir la capacitación a través de organizaciones profesionales o escuelas de odontología. Si está pensando en someterse a un tratamiento dental con láser, no dude en preguntarle a su dentista acerca de la capacitación que recibió.

Otra cuestión de seguridad es proteger la vista del rayo láser. El dentista debe, sin excepción, darle un par de lentes especiales que deberá usar durante el procedimiento.

¿Qué es mejor? ¿Los láseres dentales o los métodos tradicionales?

El costo elevado de los dispositivos de láser y el número limitado de procedimientos que se pueden realizar con cada dispositivo pueden hacer que los dentistas prefieran no invertir en estos equipos para sus consultorios. Sin embargo, quienes sí lo han hecho no dejan de confirmar la seguridad y la efectividad de estos procedimientos.

La Academia Americana de Periodontología (American Academy of Periodontology, AAP) señala que hoy en día no existen pruebas suficientes para concluir que los tratamientos con alguna longitud de onda específica sean mejores para tratar la enfermedad de las encías que los tratamientos convencionales como el alisado radicular y el raspado con herramientas manuales. La AAP también informó que el uso de la longitud de onda equivocada durante el tratamiento puede causar daños a los tejidos.

Lo mejor sigue siendo prevenir

¿Qué es mejor que los tratamientos dentales con láser? No necesitar ningún tratamiento. Si mantiene sus hábitos regulares de higiene bucal y se cepilla los dientes dos veces al día, usa hilo dental diariamente y acude al dentista dos veces al año para revisiones y limpiezas de rutina, puede que jamás necesite un tratamiento dental con láser. También puede añadir un enjuague bucal a sus cuidados en casa para matar los gérmenes y reducir la placa.

Es posible que los tratamientos dentales con láser jamás lleguen a reemplazar por completo las herramientas que usan los dentistas en la actualidad, pero, a través de la investigación y la innovación continuas, los láseres podrían volverse una herramienta más común en los consultorios. Hable con su dentista si le interesa saber más sobre los tratamientos con láser. El profesional le podrá decir si son una buena opción para usted.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Qué Esperar de la VISITA AL DENTISTA

Durante su primera visita al dentista, este establecerá el historial completo de su salud. En las visitas de seguimiento, si su estado de salud ha cambiado, no se olvide de comentárselo al dentista. He aquí lo que debe esperar de la mayoría de sus visitas al dentista.

  • Una limpieza profunda – el higienista dental o el dentista rasparán a lo largo y por debajo de la línea de la encía para remover la placa y el sarro que puede causar enfermedad de las encías, cavidades, mal aliento y otros problemas. Luego pulirá los dientes y pasará hilo dental.

  • Un examen dental completo – su dentista le examinará los dientes, las encías y la boca en profundidad para ver si hay signos de enfermedad u otros problemas.

  • Rayos X – con los rayos x se pueden diagnosticar problemas que, de lo contrario, pasarían desapercibidos, como daños en los maxilares, dientes impactados, abscesos, quistes o tumores y caries entre los dientes.