¿Quién debe usar enjuague bucal con flúor y por qué?

Mujer utilizando enjuague bucal

Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes con cremas dentales que contengan flúor para fortalecer el esmalte y prevenir el deterioro. Esto es especialmente importante para los niños durante los años en que son más susceptibles a las caries. En los adultos, el riesgo de padecer deterioro dental varía constantemente, por lo que los enjuagues bucales con flúor podrían ser una buena adición a la rutina de higiene bucal.

¿Qué son los enjuagues bucales con flúor?

El flúor no solo fortalece el esmalte dental contra los ataques de los ácidos, sino que también repara las etapas tempranas del deterioro dental, según la página Mouth Healthy de la Asociación Dental Americana (ADA). Disponibles a la venta con y sin receta médica, los enjuagues bucales más comunes para el uso diario están compuestos de fluoruro de sodio. Aunque estas fórmulas son efectivas y fáciles de usar, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los EUA (CCPEEU) advierten que los enjuagues bucales con flúor están pensados para las personas con un mayor riesgo de padecer deterioro dental. Los niños menores de seis años tampoco deberían usar enjuagues bucales con flúor debido al riesgo de ingesta.

Boca seca y deterioro dental

La saliva es el limpiador dental natural entre las sesiones de cepillado. Enjuaga las partículas de alimentos de los dientes y neutraliza los ácidos que producen por las bacterias y causan el deterioro. Así, cuando usted se deshidrata o tiene la boca reseca, el riesgo de padecer deterioro dental aumenta.

La boca reseca suele ser causada por la ingesta de medicamentos y, de acuerdo con la Academia de Odontología General (Academy of General Dentistry, AGD), hay más de 400 tipos de medicamentos diferentes que pueden causar resequedad en la boca. El SIDA, la diabetes y el síndrome de Sjögren son algunas otras enfermedades que pueden causar falta de saliva. La boca reseca también es una afección común en cualquiera que haya sufrido un accidente cerebrovascular, tenga la enfermedad de Alzheimer o esté bajo quimioterapia o radioterapia. La AGD estima que el 30 % de las personas mayores de 65 años sufren de resequedad bucal. Usar enjuagues bucales con flúor mantiene los dientes limpios durante el día, lo que previene las caries y mantiene la boca húmeda a pesar de los medicamentos que tenga que tomar.

La enfermedad de las encías y el deterioro de las raíces

La enfermedad de las encías suele presentar un desafío doble. Cuando la resequedad bucal hace que sea más difícil eliminar las bacterias de los dientes, las encías pueden acumular placa, irritarse y sangrar con facilidad. Además, empiezan a retraerse, explica el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial, dejando expuesta una porción de la superficie de las raíces dentales. Debido a que la superficie de las raíces no es tan fuerte como el esmalte, es más susceptible al deterioro radicular. El tratamiento para la enfermedad de las encías muchas veces incluye darle nueva forma al tejido gingival, lo que podría dejar las superficies de las raíces un poco expuestas. Así, dependiendo de cuán retraídas estén sus encías y de si padece de resequedad bucal, su dentista podría recomendarle varias formas de protección con flúor, incluidos enjuagues bucales de venta con o sin receta médica.

Aparatos de ortodoncia

Los aparatos de metal son, por sí mismos, un desafío para los cuidados bucales. Los pacientes con ortodoncia tienen muchos más lugares en los que pueden esconderse los restos de alimentos y las bacterias, por lo que su riesgo de padecer de caries puede aumentar considerablemente. La combinación de placa y azúcar puede conducir a zonas descalcificadas, que se ven como manchas blancas cuando se retiran los aparatos. Con el tiempo, estas manchas pueden transformarse en caries plenamente desarrolladas. Esta es la razón por la que los ortodoncistas suelen prescribir enjuagues bucales con flúor para limitar la descalcificación.

Empastes, coronas y puentes

Si después de mucho tiempo usted está empezando a presentar caries, su dentista le podría sugerir una protección adicional, lo cual incluye el uso de enjuagues bucales con flúor incluso después de la colocación del empaste. De manera similar, cualquier persona que haya recibido tratamientos dentales extensos debe saber que las coronas y los puentes son los escondites perfectos para que las bacterias empiecen el proceso de deterioro. Este proceso se puede detener incluso antes de que el deterioro sea visible mediante el uso regular de flúor, y el diente se puede reparar a sí mismo. Los enjuagues le permiten hacer esto con más frecuencia que los cepillados dos veces al día.

Los enjuagues bucales con flúor pueden beneficiar a cualquiera que sea especialmente susceptible al deterioro dental. Pero recuerde que este es solo uno de los trucos del juego de herramientas para lograr una buena higiene bucal.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Cómo Usar el FLÚOR

Puede obtener los beneficios del flúor a partir de varios lugares. Puede trabajar desde una fuente externa o desde su cuerpo. Para que trabaje de la mejor forma, necesita obtenerlo de ambas. En su casa, usted y su familia deben cepillarse con cremas dentales con flúor al menos dos veces al día durante dos minutos, sobre todo después del desayuno y antes de irse a la cama.

La crema dental con flúor es una medida que puede tomar para prevenir las caries

Pruebe una de nuestras cremas dentales para ayudar a mantener sus dientes libres de caries.