Tipos de anomalías de la lengua y cómo se ven

Amigas haciendo muecas al tomarse una foto

Quizá no piense mucho en su lengua. Sin embargo, este músculo juega un papel muy importante en su vida diaria: la necesita para degustar, hablar y tragar. También participa en la producción de saliva, le ayuda a masticar y protege el resto del cuerpo de las bacterias dañinas y de otros gérmenes, de acuerdo con PubMed Health. Las anomalías de la lengua pueden complicar las funciones que muchas personas dan por sentado. Con frecuencia, los problemas de la lengua son de fácil tratamiento, aunque algunas condiciones más raras podrían requerir de tratamientos médicos más complicados.

Macroglosia

Si usted sabe un poco de griego, quizá ya se haya dado cuenta de que "macroglosia" es tan solo es otra forma de decir "lengua grande". La macroglosia es una afección poco frecuente que suele presentarse como parte de un trastorno congénito o que se desarrolla junto con una enfermedad adquirida. Existen unos cuantos casos aislados de personas que nacen con una lengua agrandada como una característica hereditaria. Sin embargo, la Organización Nacional para Trastornos Raros informa que solo se han registrado alrededor de 50 casos de este tipo.

Cuando la macroglosia se presenta como parte de otra afección, como por ejemplo el hipotiroidismo o la tuberculosis, tratar la condición subyacente muchas veces permite reducir el tamaño de la lengua. Otra opción es la cirugía. La reducción quirúrgica de la lengua muchas veces mejora la habilidad para comer y hablar de los pacientes, además de su apariencia, señala el Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras.

1. Lengua fisurada

La lengua fisurada, también conocida como lengua escrotal, es otra anomalía de la lengua que se da con baja frecuencia, al menos en los Estados Unidos. En los EUA solo afecta al 5 % de las personas, pero podría estar presente en hasta el 21 % de la población mundial. El síntoma clave de la lengua fisurada es la aparición de surcos o fisuras en la superficie de la lengua. Estas le dan a la lengua una textura y un aspecto arrugado.

El aspecto positivo de la lengua fisurada es que por lo general se trata de una afección inofensiva. Puede que su lengua se vea distinta a la de los demás, pero no debería afectar la forma en que habla o mastica ni su sentido del gusto. El problema más frecuente de las personas que tienen la lengua fisurada es una sensación de ardor cuando comen alimentos picantes o ácidos.

Además, las fisuras en la lengua son un buen escondite para las bacterias, por lo que si padece de esta anomalía vale la pena que le dedique un poco más de atención a su higiene oral. Cepíllese los dientes dos veces al día para eliminar los restos de alimentos, placa y bacterias de la lengua y piense en usar un cepillo que esté diseñado con limpiadores de mejillas y de lengua.

2. Lengua vellosa

Hablando de mantener limpia la lengua y el resto de la boca, aquí hay otra razón para poner más cuidado en su higiene oral. Si no se lava los dientes con frecuencia, la lengua puede desarrollar una textura "vellosa". Cuando esto pasa, no es que le salgan vellos a la lengua. Lo "velloso" es el resultado de un crecimiento desmesurado de las papilas, que son las protuberancias que hay en la superficie de la lengua, explica la Academia Americana de Medicina Oral.

La lengua vellosa, también conocida como lengua pilosa, puede llegar a tener un aspecto alarmante y aparecer junto con un mal aliento o un sabor de boca extraño. Con frecuencia, lavarse los dientes es suficiente para resolver el problema. Si la textura vellosa persiste, es hora de ir al dentista, quien le podrá ayudar a descubrir la causa exacta.

3. Colores anormales en la lengua

Una lengua saludable suele ser de color rosa. Si su lengua tiene un color diferente, esto puede ser una señal de que hay un problema. Una capa blanca en la lengua, por ejemplo, puede ser un síntoma de varias condiciones, desde la sequedad bucal hasta la candidiasis oral. Una lengua roja con una textura lisa puede ser un síntoma de una deficiencia de niacina (B3), señala el Centro Médico de la Universidad de Maryland, mientras que una lengua pálida puede ser una señal de anemia. Tratar el problema subyacente, ya sea una infección oral de candidiasis o una deficiencia nutricional, le permitirá devolverle a su lengua su saludable color rosado.

¿Cómo está su lengua? Si observa alguna anomalía en ella, consulte al dentista. El profesional le podrá decir qué hacer para recuperar su color y textura normales.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.