Encías blancas por anemia: efecto en la salud bucal

Glóbulos rojos

La anemia se presenta cuando el cuerpo no produce una cantidad suficiente de glóbulos rojos. Debido a que estas células son las encargadas de llevar el oxígeno por el torrente sanguíneo, una cantidad insuficiente hace que el cuerpo no reciba todo el oxígeno que necesita. Esto puede resultar en varios síntomas, incluido un color pálido de las encías, dolor en la lengua y otros problemas que afectan tanto la salud bucal como el nivel de energía del paciente.

¿Cómo afecta la anemia a los tejidos bucales?

Debido a que la anemia reduce el número de glóbulos rojos que hay, uno de los síntomas más comunes es el de las encías pálidas, también conocidas como encías blancas. En lugar de ser de un color rosa habitual y saludable, las encías empiezan a palidecer y a tomar un tono más claro de lo normal. Esta palidez también se puede reflejar en la lengua y en las membranas mucosas que se encuentran en el interior de la boca, así como en las palmas de las manos y en los tejidos que rodean los ojos, según los Institutos Nacionales de la Salud de los EUA (National Institutes of Health, NIH). Estos son síntomas importantes de la anemia que deben ser evaluados por un médico tan pronto como sea posible.

Otros efectos que puede tener la anemia en los tejidos bucales son los siguientes:

  • Dolor en la lengua.
  • Enrojecimiento de la lengua.
  • Lengua inflamada o glositis.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias?

Sin importar cuán bien se sienta, su dentista debe evaluar cualquier cambio en el aspecto de su lengua, las encías y los tejidos circundantes en la boca, ya que este tipo de cambios pueden ser indicadores de problemas sistémicos y de condiciones graves. Existen algunas enfermedades de la médula ósea cuyos síntomas también pueden aparecer en forma de encías pálidas, como por ejemplo la leucemia.

Informe a su dentista si tiene anemia persistente. De esta manera, podrá recetarle enjuagues bucales antimicrobianos especiales para prevenir la enfermedad de las encías o incluso antibióticos para reducir su riesgo de padecer infecciones relacionadas. Si ha recibido un tratamiento dental o una cirugía bucal recientemente, es posible que necesite otro tratamiento para prevenir un sangrado excesivo. En consecuencia, es posible que su dentista tenga que cambiar el tipo de tratamiento y las herramientas que usa con usted. Los pacientes que padecen de anemia grave podrían incluso necesitar oxígeno durante el tratamiento para compensar la falta de oxígeno en el torrente sanguíneo que es provocada por esta enfermedad.

Tratamiento de la anemia

Existen varios tipos de anemia, pero el resultado final siempre es la falta de glóbulos rojos que ocasiona una reducción en la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos del cuerpo. Los tratamientos pueden variar de acuerdo con el tipo de anemia del que se trate. La anemia perniciosa, por ejemplo, es causada por la falta de vitamina B12, según explica el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los EUA (National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI). En consecuencia, el tratamiento consiste en suministrarle al paciente este nutriente vital.

El tipo de anemia más común es la anemia por deficiencia de hierro, que se presenta cuando el cuerpo no procesa el hierro que nos mantiene concentrados y fuertes a lo largo del día. El tratamiento puede incluir complementos de hierro, así como cambios en la dieta para incluir alimentos ricos en este elemento como lo son las carnes rojas y los vegetales de color verde oscuro. La anemia de Fanconi, según el NHLBI, es una condición genética que aumenta el riesgo de padecer cáncer oral. Los pacientes que padecen de este tipo de anemia deben acudir al dentista con más frecuencia para realizarse análisis de cáncer bucal y recibir cuidados orales con regularidad.

Cómo prevenir la anemia

La anemia muchas veces es autoinflingida, por lo que se puede prevenir mediante una dieta saludable y balanceada. El hierro se encuentra presente en carnes, huevos y algunas frutas y vegetales como las ciruelas, la col rizada y la espinaca. Consulte a su dentista para descubrir si necesita tomar complementos, que podrá encontrar en presentaciones de liberación lenta que no le afecten el estómago. La vitamina B12 también se puede encontrar en la mayoría de los productos de carne, así como en los complementos multivitamínicos.

Consulte a su médico o dentista si sus encías se ven pálidas. Quizá sea necesario realizar más análisis para obtener un diagnóstico adecuado y un tratamiento efectivo.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cómo el tabaco puede SER UNA AMENAZA PARA LA SALUD BUCAL?

La mayor amenaza del tabaco para la salud es su relación con el cáncer de boca. La Sociedad Americana Contra el Cáncer informa que:

  • Cerca del 90% de las personas con cáncer de boca y algunos tipos de cáncer de garganta consumen tabaco. El riesgo de desarrollar estos cánceres aumenta a medida que las personas fuman o mastican tabaco con más frecuencia o durante un período mayor.

  • Los fumadores tienen seis veces más de probabilidad de desarrollar estos cánceres que los no fumadores.

  • Alrededor del 37% de los pacientes que continúan fumando después de realizar un tratamiento para el cáncer desarrollan cánceres secundarios en la boca, garganta o laringe. Solamente el 6% de las personas que dejan de fumar desarrollan estos cánceres secundarios.

  • El tabaco sin humo se ha relacionado con cánceres de mejilla, encías y en la superficie interna de los labios. El tabaco sin humo aumenta el riesgo de contraer estos cánceres casi 50 veces.