Patología oral: 4 enfermedades comunes de la boca

Pareja enamorada abrazada

La patología oral es la especialidad dental que estudia las causas y los efectos de las enfermedades que afectan la boca y las estructuras que la rodean, explica la Academia Americana de Patología Oral y Maxilofacial. Estas enfermedades pueden involucrar los dientes, los huesos de soporte y las articulaciones temporomandibulares, así como las encías, la lengua y otros tejidos blandos como las glándulas salivales.

Aunque la caries y la enfermedad de las encías son los problemas orales más conocidos, existen muchas otras condiciones que pueden afectar la boca. La mayoría de estas condiciones puede ser tratada por un dentista o prevenirse mediante una rutina rigurosa de cuidados bucales.

1. El virus del herpes simple

Si tiene ampollas febriles o herpes labial, es posible que padezca herpes oral, una infección común de la boca. El primer brote del virus del herpes simple suele presentarse durante la infancia, cuando los síntomas son más graves. Las dolorosas ampollas se pueden formar en los labios, en la cara y en el interior de la boca. Otros síntomas del virus son la inflamación de las glándulas y fiebre.

Las llagas son contagiosas y desaparecen después de un tiempo, pero el virus se queda inactivo en el cuerpo hasta que el estrés, una enfermedad, la fiebre, la exposición al sol u otros factores desencadenan otro brote. Por fortuna, el uso oportuno de medicamentos de venta sin receta o de los antivirales que le recete el dentista pueden aliviar los síntomas rápidamente.

2. Candidiasis

La candidiasis es causada por una sobrepoblación del hongo de la cándida en la boca. Los bebés, las personas de edad avanzada y los pacientes con sistemas inmunológicos comprometidos (incluidos quienes están bajo quimioterapia o tratamientos con esteroides o antibióticos) son los más afectados. La candidiasis también se presenta con frecuencia en los pacientes que usan dentaduras.

Aparece en forma de manchas blancas con relieve en la boca que se vuelven rojas y se inflaman al rasparlas. Estas manchas pueden ser dolorosas, pero por lo general desaparecen al cabo de una o dos semanas con la ayuda de un medicamento antimicótico recetado por su médico o dentista.

3. Lengua negra vellosa

Esta condición es tan poco atractiva como lo dice su nombre, pero es inofensiva y se puede eliminar con facilidad. La lengua está cubierta de protuberancias de forma cónica que se llaman papilas. Cuando no se desprenden naturalmente, las papilas pueden crecer más grandes de su tamaño normal de un milímetro y parecer peludas, afirma la Academia Americana de Medicina Oral.

La mala higiene bucal, los medicamentos, la radioterapia y el uso de tabaco son algunos de los factores que pueden causar la lengua negra vellosa. La condición también puede aparecer en individuos que toman demasiado café o que solo comen alimentos blandos. Implementar una excelente rutina de higiene oral, incluido el uso de un raspador de lengua, suele ser la única medida necesaria para resolver este problema.

4. Cáncer oral

El cáncer oral, que puede afectar la lengua, la boca, los labios y la garganta, es una de las enfermedades orales más graves, pero en muchos casos se puede prevenir. La Fundación para el Cáncer Oral informa que casi 50,000 personas se diagnostican con cáncer oral en los EUA cada año. Los principales factores que contribuyen a esta condición son fumar y consumir alcohol en cantidades elevadas.

Prevenirlo es fácil: deje de fumar y limite su consumo de bebidas alcohólicas. Además, acuda al dentista y al médico para revisiones regulares en busca de señales del cáncer oral, ya que la detección temprana le puede combatir la enfermedad. Si observa alguna llaga o abultamiento anormal en alguna parte de la boca, póngase en contacto con el dentista lo antes posible.

El profesional lidiará con cualquier problema de salud oral que padezca. Muchas condiciones como las caries, la enfermedad de las encías y otras que forman parte de las patologías orales se pueden prevenir mediante una buena higiene bucal y visitas regulares al dentista. Si experimenta alguna molestia inesperada o nota alguna anomalía en la boca, programe una consulta con su dentista para una revisión.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cómo el tabaco puede SER UNA AMENAZA PARA LA SALUD BUCAL?

La mayor amenaza del tabaco para la salud es su relación con el cáncer de boca. La Sociedad Americana Contra el Cáncer informa que:

  • Cerca del 90% de las personas con cáncer de boca y algunos tipos de cáncer de garganta consumen tabaco. El riesgo de desarrollar estos cánceres aumenta a medida que las personas fuman o mastican tabaco con más frecuencia o durante un período mayor.

  • Los fumadores tienen seis veces más de probabilidad de desarrollar estos cánceres que los no fumadores.

  • Alrededor del 37% de los pacientes que continúan fumando después de realizar un tratamiento para el cáncer desarrollan cánceres secundarios en la boca, garganta o laringe. Solamente el 6% de las personas que dejan de fumar desarrollan estos cánceres secundarios.

  • El tabaco sin humo se ha relacionado con cánceres de mejilla, encías y en la superficie interna de los labios. El tabaco sin humo aumenta el riesgo de contraer estos cánceres casi 50 veces.