¿Por qué aparecen las lesiones en la lengua y cómo se tratan?

Amigos felices tomándose una foto

Las lesiones en la lengua pueden ser el resultado de varias etiologías diferentes. A veces, cuando son el resultado de daños mecánicos, térmicos o químicos, las lesiones desaparecen solas. Sin embargo, cualquier lesión o dolor en la lengua que persista por más de 14 días debe evaluarla un dentista. Si la lengua no se ve o no se siente bien, le presentamos algunas posibles causas y opciones de tratamiento que su dentista podría recomendarle.

¿Qué las ocasiona?

Un informe publicado por la Revista India de Práctica Clínica (Indian Journal of Clinical Practice, IJCP) enumera algunas de las posibles causas de una lesión lingual además de los traumatismos.

  • Infecciones bacterianas, bucales o por hongos.  Las úlceras forman parte de los efectos secundarios de la tuberculosis, la fiebre escarlatina y la sífilis (todas las cuales son infecciones bacterianas). Las infecciones virales incluyen las vesículas del herpes y la leucoplasia oral vellosa, que pueden aparecer a los lados de la lengua en los pacientes con VIH. La lengua es un lugar común para que se desarrollen las infecciones por hongos con sobrepoblaciones de cándida albicans. Esta infección por hongos tiende a presentarse en la superficie.
  • Presencia de células cancerosas o precancerosas.  Las lesiones premalignas pueden presentarse como leucoplasia, que aparece en forma de manchas blancas o grises en la parte inferior de la lengua y no desaparecen en casos de cáncer de riesgo elevado. Los carcinomas de células escamosas son los tumores bucales malignos más comunes. La leucoplasia puede ser un foco para estos carcinomas, que se presentan a los lados y en el dorso de la lengua.
  • Trastornos inmunitarios.  Los trastornos inmunitarios también se pueden presentar en forma de lesiones linguales, como las aftas recurrentes (también conocidas como úlceras bucales) y el liquen plano, que es una lesión benigna, pero posiblemente crónica. El liquen plano puede causar ardor y comezón.
  • Problemas nutricionales  Los problemas nutricionales graves, como la deficiencia de hierro o vitaminas, pueden causar dolor y enrojecimiento de la lengua.
  • Alteraciones no patológicas en el aspecto de la lengua. El aspecto de la lengua cambia de persona a persona. Dos de las afecciones que se consideran anomalías en la superficie lingual son la lengua geográfica y la lengua fisurada o escrotal. La lengua geográfica es aquella que presenta zonas rojas, elevadas y con bordes blancos o amarillos. La IJCP la describe como un "sarpullido ambulante de la lengua" con áreas que cambian de tamaño con el tiempo; de ahí el término de lengua geográfica. La lengua fisurada presenta numerosas grietas profundas. Es una afección de por vida, y no hay ninguna forma de prevenirla, ya que en ocasiones aparece como parte de ciertas afecciones como el síndrome de Down y el síndrome de Melkersson-Rosenthal.

¿Cómo tratan los dentistas las lesiones linguales?

Para un dentista, la principal preocupación con la lengua es el desarrollo de lesiones precancerosas o cancerosas. Las áreas permanentemente blancas o rojas rodeadas por un borde blanco podrían ser lesiones precancerosas. La lesión blanca conocida como leucoplasia debe ser diagnosticada mediante una biopsia para descartar una irritación crónica. Las biopsias se realizan mediante remociones quirúrgicas de tejido, que se analizan bajo un microscopio, o mediante la remoción de una capa de células con un cepillo, un procedimiento conocido como biopsia por cepillado. Las biopsias también son necesarias para identificar las lesiones crónicas en la lengua, sobre todo úlceras que no sanan. Los carcinomas de células escamosas son tumores malignos frecuentes de la lengua. Por lo general, esta lesión no causa ningún dolor en la etapa inicial del cáncer.

Si se puede descartar la presencia de cáncer, su dentista le podría recetar un esteroide tópico o un enjuague bucal especial para aliviar las molestias o para tratar la lesión lingual. En los casos de infecciones o deficiencias nutricionales, debe tratarse la causa subyacente de las lesiones, a veces por parte de un médico en lugar de un profesional dental. Con un poco de suerte, una vez tratada la causa de origen desaparecerá el efecto que tenía sobre la lengua.

La higiene bucal de la lengua también es importante, sobre todo si usted tiene la lengua fisurada. Las grietas pueden albergar bacterias que pueden producir mal aliento o infecciones por hongos. Es importante que se cepille la lengua siempre que se lave los dientes con un cepillo de dientes especial diseñado con limpiadores de mejillas y lengua.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS