Cómo aliviar los dientes sensibles (de forma natural)

Pregúntele a cualquier amante del helado: la sensibilidad dental puede ser realmente molesta. De hecho, hay varias cosas que pueden empeorar la sensibilidad dental, desde la comida hasta el cepillado dental, por lo que puede progresar de una molestia menor a un gran problema con bastante rapidez. A pesar de que las cremas dentales desensibilizantes pueden ayudar a mitigar el dolor, puede que se pregunte cómo aliviar la sensibilidad dental de manera natural para no tener dolor la próxima vez. Un par de cambios en su rutina pueden suponer una gran diferencia en cómo se sienten los dientes, de modo que pueda volver a su vida normal.

¿Qué ocasiona el dolor?

Los dientes sensibles pueden ser el resultado de varios problemas dentales, incluida la genética. Si se concentra en la causa de la sensibilidad dental puede entender mejor cómo tratarla y evitar que regrese. Según la Asociación Dental Americana (American Dental Association, ADA), la sensibilidad dental suele aparecer al ingerir alimentos calientes o fríos, y puede ser ocasionada por:

  • enfermedad periodontal (de las encías),
  • caries y raíces expuestas en el borde de las encías,
  • cepillado dental demasiado brusco,
  • desgaste del esmalte, la superficie dura que protege los nervios de cada diente.

Si cree que los dientes sensibles son el resultado de caries, una enfermedad o una infección, consulte a su dentista. Sin embargo, los problemas como el esmalte delgado o frágil pueden provenir de sus hábitos o incluso ser hereditarios, de acuerdo con CNN, lo cual hace que su deterioro sea más fácil. Por ello, es posible que pueda tratar la sensibilidad dental en casa.

El alivio para los dientes sensibles puede incluir remedios que quizá incluso estén en sus propias manos. Corregir de manera específica algunos de sus hábitos cotidianos también puede marcar una diferencia en cómo se sienten sus dientes cada día. Pruebe estos tres consejos para dientes más saludables y sin dolor:

Cambie su cepillo dental

Cepillarse los dientes puede mantenerlos sanos, pero usar un cepillo dental de cerdas duras o una crema dental altamente abrasiva puede agravar la sensibilidad de los dientes. En lugar de eso, cambie su cepillo de dientes de siempre por un producto más suave y cepíllese los dientes con cuidado. No hace falta que trate los dientes con brusquedad: un poco de cuidado gentil puede lograr mucho para reducir la sensibilidad.

Evite alimentos ácidos

Algunos alimentos, como las bebidas carbonatadas, el café, las frutas cítricas e incluso el yogur, pueden ocasionar sensibilidad, según la Mayo Clinic. Esto se debe a que los productos ácidos pueden actuar como catalizadores del deterioro del esmalte dental. Considere evitarlos a todos, pero, si necesita tomarse la gaseosa de cada día, hágalo con una pajita para reducir al mínimo el contacto entre el líquido y los dientes. Además, no se cepille los dientes justo después de comer o beber alimentos ácidos: el ácido disuelve el esmalte y deja los dientes aún más sensibles si los cepilla demasiado pronto. En lugar de eso, beba un vaso de leche para ayudar a neutralizar el ácido.

Use un protector bucal

¿Rechina los dientes en la noche? Si padece de dientes sensibles, es posible que lo haga, incluso si no se da cuenta. Rechinar los dientes puede desgastar el esmalte dental, por lo que al día siguiente se sienten adoloridos y sensibles. Un protector bucal le puede ayudar a no rechinar los dientes. Puede conseguir uno con su dentista o encontrarlo en la sección de cuidado bucal de la farmacia. Este artículo actúa como una pieza protectora de la mordida que se coloca sobre los dientes para proteger el esmalte, de manera similar a los protectores que usan los atletas en los deportes de contacto.

Si sufre de dientes sensibles, la crema dental no es su única opción para volver a disfrutar de sus alimentos favoritos. En realidad, puede empezar hoy mismo a tomar medidas para tener una boca más saludable y dientes menos sensibles, de una forma simple y natural. Al cuidar sus perlados dientes blancos con regularidad y con cuidado, estará tratando la causa de los dientes sensibles, en lugar de simplemente tratar el dolor.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

SENSIBILIDAD DENTAL

Definición

La sensibilidad dental se produce cuando el esmalte que protege los dientes pierde espesor, o cuando se produce la retracción de las encías, exponiendo la superficie subyacente, la dentina, y reduciendo, por lo tanto, la protección que el esmalte y las encías dan a los dientes y la raíz.

Causas

Si los alimentos o las bebidas calientes, frías dulces o muy ácidas, o si respirar aire frío, le provocan sensibilidad o dolor en los dientes o un diente, puede que usted esté sufriendo sensibilidad dental. La sensibilidad dental puede aparecer y desaparecer con el tiempo.

¿La sensibilidad dental da calambres a tu estilo?

La sensibilidad dental puede hacer que comer y beber sea una experiencia dolorosa. Pruebe uno de nuestros productos de alivio de la sensibilidad que, con el uso continuado, puede ayudar a prevenir futuras ocurrencias.