¿Qué son las coronas de zirconio?

Jóven con sonrisa blanca y saludable

La odontología cosmética es un campo exitoso, ya que ¿quién no quiere tener una sonrisa bonita? Cuando los pacientes necesitan un recubrimiento dental, las coronas de zirconio son una de las opciones que le podría recomendar el dentista. Siga leyendo para descubrir más sobre el zirconio, cómo se compara con las coronas de porcelana y cuáles son sus ventajas y desventajas. Si se decide por este tipo de corona, descubra cómo cuidarla y cómo se compara su costo con el de otros materiales.

¿Qué son las coronas de zirconio?

El zirconio es un metal que está clasificado como parte de la familia del titanio y que se extrae por minería en muchas partes del mundo. Está presente en los cubiertos y en los componentes eléctricos, entre otros productos. Es un metal conocido por su durabilidad, lo que lo convierte en un producto ideal para su uso en las coronas dentales, sobre todo en las posteriores que necesitan ser muy resistentes para masticar y moler los alimentos, según señala un estudio publicado en la revista The Open Dentistry Journal.

El zirconio se hizo famoso como material para coronas dentales, ya que se suministra a los consultorios en forma de un bloque que se fresa mediante una máquina fresadora computarizada (CAD CAM) para darle la forma del diente. Después, una vez que se coloca en su lugar, se adhiere con resina al diente del paciente. Los dentistas usan zirconio con frecuencia, gracias a que el proceso entero se puede hacer en una sola consulta, de modo que los pacientes pueden tener una corona formada y adherida en mucho menos tiempo del que tardan las coronas de porcelana, cuya fabricación puede tomar un par de semanas, además de que estas requieren de una consulta adicional para colocar la resina (aparte de la consulta inicial).

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas?

Muchos consultorios dentales cobran menos por las coronas de zirconio que por las de porcelana, ya que no se tienen que hacer en un laboratorio externo. Además, con el ritmo acelerado de vida que tenemos hoy en día, muchos pacientes prefieren que el procedimiento se realice en una sola cita. El dentista puede ajustar las coronas fácilmente en el consultorio ese mismo día y adherirlas con resina una vez que tengan la forma perfecta del diente.

El zirconio no es un material tan translúcido (que permite el paso de la luz) como las coronas de porcelana, por lo que a algunos pacientes podría no gustarles su aspecto, señala Dental Economics. Por fortuna, se han hecho avances para mejorar el color y el aspecto de las coronas de zirconio, por lo que en el futuro su aspecto podría dejar de ser un problema. Una de las mayores ventajas del zirconio es su resistencia. En algunos casos, el proceso de ajuste el mismo día de la colocación de la corona puede llegar a tomar un poco más de tiempo que el de las coronas tradicionales de porcelana, aunque el grado de perfeccionamiento de las fresadoras nuevas ha logrado optimizar el proceso, de acuerdo con Dentistry Today.

¿Cómo se cuidan las coronas de zirconio?

Para cuidar las coronas de zirconio, cepíllese los dientes y use hilo dental igual que lo haría normalmente. Use para ello un cepillo de dientes que elimine las bacterias de los dientes, la lengua, las mejillas y las encías. Estos cepillos están disponibles con cerdas suaves y de dureza media.

Las coronas de zirconio son una buena opción para las personas que necesitan un tratamiento de este tipo, y los buenos hábitos de cuidado oral harán que sus coronas le den varios años de satisfacción y dientes saludables.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Mejores consejos de cuidado bucal de los PUENTES Y CORONAS

Mientras que las coronas y los puentes pueden durar toda la vida, a veces se salen y caen. La medida más importante que usted puede adoptar para asegurar la longevidad de su corona es practicar una buena higiene bucal.

  • Mantener sus encías y dientes sanos por medio del cepillado con crema dental con flúor dos veces al día y uso diario de hilo dental.

  • Ir al dentista o higienista regularmente para que le realice revisiones y limpiezas profesionales.

  • Para no dañar su corona o puente, evite masticar alimentos duros, hielo u otros objetos duros.

No se olvide de las encías

Unas encías sanas son importantes para el éxito de las coronas y puentes. Pruebe uno de nuestros dentífricos creados para ayudar a mantener las encías saludables.